Aceite de Neem y Jabón Potásico

Aceite de Neem

El Aceite de Neem es un insecticida y fungicida natural, de amplio uso en el cultivo de hortalizas, orquídeas, suculentas y plantas en general. Su principio activo es la Azadiractina. Es un producto obtenido de las semillas del árbol de Neem.

Tiene efecto acaricida, nematicida, molusquicida y fungicida. Es biodegradable, ecológicamente seguro, sistémico y no deja residuos en las plantas.

Actúa por ingestión. Tiene acción antialimentaria, reguladora del crecimiento e inhibidora de la oviposición. El efecto insecticida se produce cuando la azadiractina inhibe la hormona de crecimiento del insecto, perjudicando los estados iniciales de larva, ninfa y pupa, lo que bloquea el ciclo de mudas y provoca la muerte de los insectos en estado inmaduro. También actúa como fagodisuasorio (antialimentario) por lo que los insectos dejan de comer, pierden peso, se interrumpe su crecimiento y desarrollo, causando la muerte entre los 4 y 6 días.

INSECTICIDA: Polillas, gorgojos, pulgones, chinches, araña roja, nemátodos, caracoles, minadores de hojas, moscas blancas, mosca de la fruta, picudo, rosquillas, orugas, trips, polillas, ácaros, cochinillas, procesionaria, chinches, mosquito verde, etc.

HONGOS: Es casi desconocida su gran utilidad como fungicida. Curiosamente está reconocida su capacidad para inhibir el desarrollo y ataque de más de 120 variedades distintas de hongos, convirtiéndolo en un potente aliado en la lucha preventiva y curativa contra este tipo de plagas.

Por ser un producto orgánico, al aplicarlo mejora la planta aportando nutrientes al sustrato. Tiende a degradarse con la luz solar, por eso es conveniente aplicarlo en horas del día de baja luminosidad (después de las 6:00 pm). Evite mezclarlo con otros productos como abonos, fertilizantes o insecticidas químicos ya que pierde una de sus principales cualidades que es ser un producto orgánico y biodegradable. No mezclar con productos que tengan azufre y/o cobre. El producto debe almacenarse protegido de la luz y en un lugar fresco, incluso en la nevera si va ser guardado por largo tiempo.

Dosificación y Aplicación:

  • Preventivo: 5 ml por litro de agua (dosis normal), aplique semanal o quincenalmente.
  • Curativo: 5 a 10 ml por litro de agua (dosis alta), aplique de 3 veces la primera semana (interdiario) y luego 1 vez por semana, hasta que desaparezca la plaga.
  • Una vez lista la mezcla, rocíe toda la planta, las hojas por ambos lados, el tallo y en la base sobre la tierra.
  • Nunca fumigue sus plantas en horas de luz solar intensa, espere hasta el final del día, a partir de las 6:00 pm, así evitara que se produzcan quemaduras sobre las hojas y el producto activo hará un mejor efecto durante la noche cuando las plagas generalmente están mas activas.

Recomendaciones:

  • Agregue 5ml (1 cucharadita) de Jabón Potásico por litro de agua, este funciona como emulsionante (disuelve el aceite) y suma sus propiedades insecticidas y fungicidas, aumentando la efectividad de la mezcla. En caso de no tener jabón potásico, puede usar de 2 a 3 gotas de jabón lavaplatos liquido por litro de agua.
  • Si al terminar de rociar sus plantas le sobra parte de la preparación, este sobrante pierde sus propiedades en 24 horas, luego de este tiempo pierde su efectividad. Para evitar la perdida de la preparación, puede preparar solo medio litro de agua con la mitad de la dosis del producto que es media cucharadita o 2,5 ml.

Video explicativo:

4 comentarios en “Aceite de Neem y Jabón Potásico”

  1. Buenas el aceite de nen sirve para una planta de limón q tiene mucha hormiga y esa pelusilla blanca? Y uds no tienen forma de envío? Viví en merida

Los comentarios están cerrados.

Carrito de compra