Como cuidar una Tillandsia

Si no necesitan tierra, como sobreviven? Las plantas aéreas son epifitas, en la naturaleza crecen sobre un huésped, árbol, piedra, alambre u otro objeto, usando sus raíces de anclaje y sin robar sus nutrientes, (no son parásitas) solo lo usan como un hogar para crecer. Para absorber el agua y los nutrientes que están en la humedad del aire, usan pequeñas escamas ubicadas a lo largo de sus hojas llamados tricomas. Esta forma de desarrollarse y prosperar nos permiten ubicarlas en gran variedad de escenarios y fijarlas sobre diversos materiales, lo que ha llevado a estas plantas a gozar de una gran popularidad como plantas decorativas en hogares y oficinas.

Las tillandsias deben situarse en un lugar luminoso y sobre todo con buena circulación de aire, pero siempre a salvo de la luz directa del sol. Con la humedad de la lluvia y el rocío en el aire se mantienen perfectamente sanas y robustas. Son plantas fáciles de cuidar, solo requieren cierta atención y condiciones ambientales adecuadas para prosperar. Los principales factores que influyen en su cuidado son: La especie, el medio ambiente, la luz y el agua.

Especies:

Con mas de 600 especies de Tillandsias, únicas en forma, tamaño y patrones de crecimiento, puede parecer difícil saber los cuidados para cada una. Sin embargo al dividirlas en dos grandes grupos, fáciles de reconocer, podemos establecer reglas generales que nos facilitan el trabajo. Estos 2 grandes grupos son: las de hojas plateadas y las de hojas verdes. En general, las plantas de hojas plateadas, son aquellas con una mayor concentración de tricomas y tendrán un mejor rendimiento con más luz y menos de agua, mientras que las plantas de hojas verdes más oscuras querrán más humedad y menos luz, siendo mas susceptibles al daño solar. Esta es una regla general, aplicable a la mayoría de Tillandsias sin dejar de un lado considerar a cada especie.

Medio ambiente:

Lo primero que se debe considerar al determinar el cuidado de una planta de aire es su entorno. Si bien aquí ofrecemos una lista general de consejos para el cuidado de las plantas aéreas, es fundamental que tenga en cuenta su entorno al determinar cosas como el método de riego y su frecuencia. Si vives en un clima más seco, es posible que necesites regar con más frecuencia o rociar diariamente, mientras que si tus Tillandsias están en un lugar donde reciben abundante humedad del aire, es posible que necesites regarlas menos. La ventilación es un factor determinante ya que con mucha brisa las plantas se secan con gran rapidez, mientras que con poca o ninguna ventilación se mantienen húmedas por mas tiempo.

Luz:

Una de las cosas más importantes para una Tillansia es la luz. Si mantiene sus plantas en el interior, querrá asegurarse de que estén cerca de una fuente de luz adecuada. Esto puede ser a 1 metro de una ventana, o cerca de una fuente de luz artificial. Tenga cuidado de no dejar que sus plantas de aire reciban demasiado sol directo, ya que esto puede ser dañino, incluso en un ambiente interior. Si mantiene sus plantas afuera, asegúrese de que estén en un área con semi-sombra o luz filtrada, que no reciba pleno sol directo ya que podrían sufrir quemaduras. A las plantas de aire les encanta que las coloquen en la ventana del baño o la cocina, la humedad en estos ambientes las mantendrá felices! La luz artificial también puede ser una fuente suficiente, siempre que las plantas no estén demasiado lejos de la luz y reciban cantidades adecuadas por día.

Agua:

Dentro de la casa: Estarán saludables con riego al menos una vez por semana. Si están expuestas constantemente en aire acondicionado o cerca de la calefacción requerirán más humedad, si este es el caso podemos regar 2 veces por semana.

Al aire libre: Si están en jardineras, patios o terrazas al aire libre, debemos regar 2 a 3 veces por semana. Si la brisa es abundante o los días son muy soleados y secos, podemos regar con mas frecuencia, siempre y cuando las plantas se sequen entre cada riego.

Formas de riego:

  • Inmersión: Sumerja la planta boca abajo en un recipiente limpio lleno de agua filtrada o liviana, entre 10 y 30 minutos. Luego retírela del agua y déjela escurrir bien para que elimine el exceso de agua. Hemos probado que esta es la forma mas efectiva de riego, mas bonita y que mas llama la atención, sin embargo si se tienen muchas plantas, desmontarlas y montarlas en sus bases se hace un trabajo complicado. Si su planta está deshidratada y se ve “sedienta”, puede dejarla en remojo durante unas horas o incluso durante toda la noche (no más de 8 horas).
  • Pulverización: Se rocía la planta desde su base hasta las puntas de sus hojas, rodeándola y empapándola completamente. Al igual que en el método por inmersión debemos usar agua filtrada o liviana como el agua de lluvia. La frecuencia es de 2 veces por semana, pero si los días son muy calientes y secos podríamos añadir un día mas de riego. El riego se hace con un rociador manual tipo spray pequeño o un aspersor a presión.
  • Baño: Simplemente coloque la planta debajo de un chorro suave de agua durante unos segundos y repítalo unas 3 veces. Recuerde manejar la planta con cuidado y escurrirla suavemente antes de colocarla de nuevo en su lugar de exhibición.

Tips:

  • Mantenimiento básico: Buena luz (cuidar del sol directo), buena ventilación y riego dos veces por semana.
  • La mejor agua para hidratar las plantas es el agua de lluvia. Recoja agua de lluvia y resérvela en un lugar bajo sombra para usarla de ves en cuando, a sus plantas les encantará.
  • Una planta de aire saludable tendrá hojas abiertas, mientras que una planta de aire deshidratada tendrá hojas cerradas y rizadas.
  • Si usa agua del grifo, deje reposar el agua durante varias horas para alivianarla.
  • Nunca sumerja la flor, ya que puede hacer que se pudra.
  • Recomendamos que riegue las plantas temprano en la mañana. Evite regar de noche salvo que sea indispensable.
  • Las Tillandsias de hojas muy finas, necesitan riegos más frecuentes que las de hojas gruesas.
  • Antes de regar nuestras plantas verifiquemos que ya han secado desde el ultimo riego.
  • Las de forma bulbosa deben colgarse hacia abajo o de lado, ya que son muy sensibles al exceso de humedad.
  • Se pueden fertilizar una vez al mes o cada 15 días, pero siempre en una dosis baja.
  • Donde sea que coloquemos o fijemos una Tillandsia debemos asegurarnos de que no quede inundada de agua en su base después de cada riego, de lo contrario se pudrirá en su base y morirá poco a poco.
Carrito de compra