Tierra de Diatomeas

8,99 $

La Harina Diatomeas se compone de los restos fosilizados de pequeños organismos acuáticos llamados diatomeas. Las diatomeas forman parte del fitoplancton y sus esqueletos están compuestos por una sustancia natural llamada sílice. Durante largos períodos de tiempo, las diatomeas se acumulan en el sedimento de ríos, arroyos, lagos y océanos. De estos lugares se extraen, hoy en día, sus esqueletos fosilizados y se utilizan en distintas aplicaciones. El dióxido de silicio presenta dos estructuras naturales: cristalina y amorfa. La tierra de diatomeas está hecha, básicamente, de dióxido de silicio amorfo. La sílice esta compuesta por silicio y oxígeno. Los primeros productos pesticidas a base de harina de diatomeas se registraron en 1960 y servían para matar insectos y ácaros.

La harina de diatomeas no es tóxica y no actúa como un veneno. No es necesario que los insectos la ingieran para que sea eficaz. La tierra de diatomeas actúa por contacto (mecanicamente) absorbiendo los aceites y grasas del exoesqueleto del insecto haciendo que se sequen y mueran. El producto sigue siendo eficaz siempre que se mantenga seco.

El polvo de diatomeas de grado agrícola tiene principalmente aplicación como: Fertilizante, control de plagas en cultivos, conservación y control de plagas en almacenes de semillas

La harino o polvo de diatomeas que se utiliza como plaguicida tiene bordes afilados con efecto abrasivo que puede irritar los ojos, los conductos respiratorios y producir sequedad en la piel. Hay que evitar la exposición cuando se aplica utilizando mascarilla, guantes e incluso gafas de protección para minimizar el contacto con el polvo. Es un producto que debe mantenerse lejos del alcance de mascotas y niños.

Por ello, desde Eoliagarden desaconsejamos rotundamente su consumo y nos posicionamos en contra de que se integre en una dieta alegando beneficios o ventajas que científicamente no están probadas.

Peso0,310 kg
Dimensiones16 × 12 × 8 cm
Carrito de compra